Shamata sin soporte

Sesión 3 – 16/06/16

He aquí algunos puntos importantes que surgieron en la sesión de ayer. Esperamos que os sean de utilidad:

“Cuando meditéis desprendeos incluso de la idea de que estáis meditando”

Sogyal Rimpoché

Observar la respiración

  • Al comenzar a meditar podemos observar que nos distraemos con facilidad. Entre los muchos métodos que podemos utilizar para que la mente permanezca en calma y enfocada, observar la respiración en uno de los más sencillos.
  • No necesitamos alterar nuestra forma habitual de respirar. Al exhalar simplemente nota que estás exhalando. Al inhalar, simplemente nota que estás inhalando. Aunque el énfasis se pone en la exhalación. Sin comentarios mentales ni análisis extra. Es solo un puro y simple darse cuenta.
  • Cada vez que te distraigas no te preocupes, vuelve suavemente tu atención a la exhalación y permanece espaciosamente.

Permanecer en el estado de no-distracción

En shamata sin soporte:

  • Hay un “centro de conciencia”.

  • No hay distracción.

  • No te centras en nada en particular.

  • Puedes hablar e interactuar.

  • Puedes moverte incluso, pero sin perder esa presencia.

  • Hay paz, serenidad, las cosas no te afectan.

  • Se calma la reactividad de la mente.

  • Se calman los juicios.

  • Pero podrías preguntarte: ¿Cual es la diferencia entre nuestro estado mental habitual y shamata sin soporte? La diferencia es que en shamata sin soporte no estás distraído. Eres consciente de ti mismo, aunque sin caer en la excesiva autoconciencia.

Alternar shamata con y sin soporte

  • Es útil alternar entre shamata con soporte y sin soporte. Mientras que el uso de soportes requiere cierto esfuerzo, en shamata sin soporte todo esfuerzo es abandonado.

  • Cuando nos ayudamos de un soporte para la práctica de la meditación, como por ejemplo la respiración, una vez alcanzado un estado de paz alerta, expansiva y vibrante podemos soltar dicho soporte.

  • Este paso de un shamata a otro nos aporta un gran beneficio:

  1. En shamata con soporte el objeto que usamos es percibido como algo muy concreto y separado de nosotros.

  2. Mientras que en shamata sin soporte, al descansar simplemente en la consciencia desnuda, esta distinción y separación con respecto al objeto, se disuelve.

  • Podríamos decir que la mente tiene dos “posturas”:

  • La “postura” en la que la mente percibe los pensamientos y emociones de manera muy real y se queda fácilmente enredada en ellos. El shamata con soporte nos permite domar o transformar este tipo de mente que no para de forcejear con lo que percibe, usando la fuente de distracción como soporte de la meditación.

  • La “postura” en la que la mente ya no se ve seducida por lo que percibe. La solidez de las historias se disuelve y percibimos lo ridículo de nuestras proyecciones. Todas las distracciones se han disuelto. Es como si la naturaleza de la mente hubiera absorbido todas nuestras fantasías y conceptos. Entonces podemos descansar de forma natural, presentes, atentos, conscientes y espaciosos.

  • DESCARGAR RESUMEN EN PDF

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU