Meditación Shamata sin soporte

MEDITACIÓN: LO QUE REALMENTE ES (Sesión 21-05-15)

He aquí algunos puntos importantes que surgieron en la sesión de ayer. Esperamos que os sean de utilidad:

“El desprendimiento es el camino que nos lleva a la verdadera libertad”.

(Sogyal Rimpoché: “El Libro Tibetano de la Vida y de la Muerte”)

 

  • El propósito de la meditación como shamata es calmar la mente. Al principio, como nuestras mentes son tan salvajes, necesitamos ciertas “ayudas” para facilitar que la mente deje de estar tan dispersa. A estas ayudas se les llama los “soportes u objetos” del shamata y la práctica de usarlos en la meditación se conoce como shamata con soporte.
  • Pero como ya hemos dicho en alguna otra ocasión, los soportes tienen su cometido: traer nuestra mente al momento presente. Una vez nos hallamos en este estado de no-distracción, pueden ir abandonándose. La clave ahora es ir acostumbrándonos a permanecer más y más en ese estado de presencia mental que es el shamata sin soporte.

1ª enseñanza: Shamata sin soporte

  • La esencia y el fundamento del shamata es el estado de no-distracción.
  • Una vez nos hemos familiarizado con el uso de los distintos soportes, gradualmente, al ser capaces de descansar nuestra mente en el estado de no-distracción ya no necesitaremos soporte alguno. A esto se le llama shamata sin soporte.
  • Pero, ¿como debemos descansar en shamata sin soporte?

Un gran maestro de meditación del siglo XX dijo que la experiencia de shamata sin soporte es similar a la de alguien que acaba de terminar un trabajo agotador. Después de haber dedicado un gran tiempo y esfuerzo a la consecución de esta tarea, una vez que la termina, experimenta una gran satisfacción llena de dicha y se contenta con simplemente sentarse a descansar. De forma muy natural su mente llega a un estado de calma y permanecerá así durante un rato sin que el patrón habitual de enlazar un pensamiento tras otro lo atrape.

  • En este estado no hay nada especial que hacer, simplemente soltarlo todo y relajarse. Sin bloquear los pensamientos ni seguirlos. Descansando de forma abierta en el momento presente, dejando que surja lo que tenga que surgir. Siendo consciente de todo lo que aparezca pero sin tocar nada. Sin seguir el pasado ni anticipar el futuro, presentes en la conciencia pura del ahora.
  • Aunque en shamata sin soporte no nos concentramos en nada en particular, hay una cierta presencia mental, la que podemos describir como un “centro de conciencia”.
  • El shamata sin soporte te da una base excelente para todas las prácticas de meditación.
  • Una vez llegues al estado de no-distracción lo mantienes en cualquier cosa que hagas, sin perder el centro de conciencia.
  • Cuando permaneces en este “centro de conciencia” te das cuenta de que eres mucho más grande que tus pensamientos, emociones y percepciones. Ya no tienes porqué temerles. Los pensamientos no son tú, las emociones no son tú. Entonces te liberas de ellos.
  • El problema surge cuando nos identificamos con los pensamientos y las emociones. Pero en verdad no necesitamos escucharlos ni darles tanta importancia, pues a fin de cuentas están vacíos y son impermanentes. Son solo las apariencias de la mente, como nubes.
  • Pero también podemos discernir sobre que tipo de pensamientos y emociones vamos a escuchar o vamos a dejar entrar en nuestra mente. Si son pensamientos de sabiduría o comprensiones los dejamos entrar, a todos los demás los dejamos afuera.
  • Cuando nos damos cuenta de que somos mucho más grandes que nuestros pensamientos y emociones descubrimos en nosotros una confianza profunda en nuestra verdadera naturaleza.
  • Repasando, ¿que debes hacer con los pensamientos y emociones?

Ignorarlos o no ir detrás de ellos sino meramente ser consciente de todo lo que pase por tu conciencia sencillamente como es. Así lo que estamos haciendo es descansar nuestra mente en su claridad natural, sin que nos afecte en absoluto todo aquello que surge.

  • “Así como el espacio no está definido por los objetos que se mueven a través de él, la conciencia no está definida ni limitada por los pensamientos y emociones que percibe. La conciencia simplemente es”.
  • El secreto es hacia donde está orientada tu mente: hacia el exterior, perdida en las apariencias de la mente o si está orientada hacia el interior descansando en la naturaleza de la mente.

—————————————

  • Distracción → Confianza en los pensamientos y emociones.

Meditación → Confianza en el estado de presencia mental.

  • La espaciosidad es fundamental en la práctica de shamata sin soporte. Las paredes, el suelo y el techo de la mente desaparecen. Todo está abierto, todo puede surgir y desaparecer. La mente deja de buscar referencias, puntos de apoyo, objetos a los que aferrarse.
  • Al tener un vislumbre de la vacuidad (lo irreal) de los pensamientos y emociones, debemos darnos cuenta con compasión del sufrimiento que provoca el no percibir esto. Por eso, vacuidad y compasión siempre deben ir de la mano.
  • Un consejo final: comprendas o no comprendas lo que se explica, tu meditación vaya bien o mal, estés pasando por un buen o mal momento, ¡SIEMPRE SIGUE ADELANTE! Si sigues, superarás cualquier obstáculo.

 

DESCARGA EL RESUMEN EN PDF

 

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU