“La meditación usando los sentidos, los pensamientos y las emociones” Sesión 1 (28-11-2017)

Algunos puntos clave

1. Lo que realmente es la meditación

  • La meditación no tiene que ver con:
  1. Dejar la mente en blanco.
  2. Quedar extasiado en un estado de paz y apertura.
  3. Luchar contra los pensamientos y las emociones.
  • Meditar es muy fácil:
  1. Siéntate con la espalda recta y el cuerpo relajado.
  2. Deja los ojos abiertos con la mirada relajada y natural.
  3. Relaja tu mente dejándola tal como es: abierta, espaciosa, calmada y completamente consciente.
  4. Deja que los pensamientos (o lo que sea que surja) vengan y se vayan sin apegarte a ellos.
  5. Suelta y relájate, permaneciendo en la pura conciencia del momento presente.
  • Cuando la mente se asienta descubrimos una tranquilidad que siempre está con nosotros y se revela el verdadero propósito de la meditación:

“Revelarnos la conciencia pura e inmutable que subyace a la totalidad de nuestra experiencia”

  • La práctica de la meditación nos lleva a familiarizarnos más con esta conciencia en todos los aspectos de nuestra vida.

2. Una visión general de shamata

  • La meditación shamatha es la meditación del morar o permanecer en calma. El principal propósito de este tipo de meditación es el de calmar o asentar nuestra mente.
  • La razón de que nuestras mentes se encuentren tan agitadas es el estado de profunda distracción en la que nos encontramos habitualmente. La esencia de este tipo de meditación es alcanzar el estado de no distracción; para ello aprendemos a meditar con la ayuda de soportes, lo que se llama shamatha con soporte, o sin ellos (shamatha sin soporte).
  • Cuando practicamos shamatha con soporte podemos utilizar un gran abanico de ayudas que nos permitirán enfocar y calmar nuestra mente, como por ejemplo la respiración, los objetos físicos, la recitación de mantras, los cinco sentidos, los pensamientos y finalmente incluso las emociones. El punto clave es que mediante este tipo de meditación podemos utilizar todo aquello que es una fuente de distracción como objeto de meditación. Esta práctica nos ayudará a relacionarnos de una manera mucho más adecuada con todo aquello que surge en la mente de manera que podamos hacernos amigos de ella.
  • Tenemos que tener muy claro que los soportes solo son una ayuda temporal y no el punto central de la meditación. De hecho, una vez alcanzado el estado de no distracción, deben ser abandonados.
  • Cuándo podemos mantenernos en el estado de no distracción sin la ayuda de soporte alguno habremos alcanzado shamatha sin soporte, el cual veremos en profundidad en el curso que viene.

3. La meditación que usa el sonido como soporte

  • Para este tipo de meditación procedemos de la siguiente manera:
  1. Comienza dejando la mente descansar unos instantes.
  2. Poco a poco permítete ser consciente de los sonidos que llegan a tus oídos.
  3. Sé consciente de todo aquello que escuches sin enfocarte en ningún sonido en particular.
  4. Permite que los sonidos vengan y vayan sin aferrarte a ninguno de ellos.
  5. Cada vez que notes que te has quedado enganchado en algún sonido, juzgándolo o pensando sobre él, simplemente suéltalo y vuelve a la conciencia pura y abierta de los sonidos (se trata de no hacer absolutamente nada con los sonidos que percibas, no entrar en relación con ellos, ni interesarte en demasía con ninguno en particular).
  6. Sé consciente de cómo son los sonidos sin etiquetarlos.
  7. Cada vez que te distraigas del ejercicio no te castigues, simplemente vuelve a relajar la mente siendo consciente de los sonidos que te rodean.
  8. Si te sientes cansado de estar consciente de los sonidos simplemente suelta el ejercicio y descansa unos instantes en un estado de presencia mental. Alterna entre ser consciente de los sonidos y descansar de forma relajada y presente.

¿Cuáles son los beneficios de meditar sobre el sonido?

  1. Es un entrenamiento excelente para, poco a poco, aprender a desvincularte del tener que estar siempre buscando un significado a cada sonido que llega a tu oídos.
  2. Aprendes a escuchar de una manera menos reactiva, más relajada y menos implicada emocionalmente.
  3. Cuándo aprendas a escuchar los sonidos como simples sonidos, podrás llegar a escuchar las críticas, e incluso los insultos, de la misma manera. De esta manera nada de lo que escuches podrá afectar tu estabilidad ni tu paz.
  4. Lo mismo ocurrirá cuando escuches alabanzas hacia tu persona; al verlas como meros sonidos ya no tendrán el poder de hacerte sentir henchido de orgullo.
  5. Este tipo de meditación también nos prepara para vivir en entornos llenos de ruidos, como por ejemplo nuestras ciudades, lo que la convierte en una manera excelente de integrar la meditación en nuestra vida cotidiana.

Tareas para casa

  • Los nuevos: Empieza ya a buscar 5 minutos en tu jornada para sentarte y observar suavemente tu respiración.
  • Los que llevan más tiempo: Sigue con tu práctica diaria de meditación y también haz pausas en tu jornada diaria para tomar conciencia, de manera suave, de los sonidos de tu entorno y/o de tu respiración.

DESCARGAR RESUMEN EN PDF

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU