La meditación usando los sentidos, los pensamientos y las emociones”

Sesión 1 (10-01-2017)

Algunos puntos clave

1. Lo que realmente es la meditación

  • La meditación no tiene que ver con:
  1. Dejar la mente en blanco.
  2. Quedar extasiado en un estado de paz y apertura.
  3. Luchar contra los pensamientos y las emociones.
  • Meditar es muy fácil:
  1. Siéntate con la espalda recta y el cuerpo relajado.
  2. Deja los ojos abiertos con la mirada relajada y natural.
  3. Relaja tu mente dejándola tal como es: abierta, espaciosa, calmada y completamente consciente.
  4. Deja que los pensamientos (o lo que sea que surja) vengan y se vayan sin apegarte a ellos.
  5. Suelta y relájate, permaneciendo en la pura conciencia del momento presente.
  • Cuando la mente se asienta descubrimos una tranquilidad que siempre está con nosotros y se revela el verdadero propósito de la meditación:

“Revelarnos la conciencia pura e inmutable que subyace a la totalidad de nuestra experiencia”

  • La práctica de la meditación nos lleva a familiarizarnos más con esta conciencia en todos los aspectos de nuestra vida.

2. Una visión general de shamata con soporte

  • La paz es el estado natural de nuestra naturaleza mientras que la confusión es un estado temporal y fugaz.
  • En ocasiones observar la imagen de un Buda nos puede llevar de regreso a la paz natural que es nuestra verdadera esencia.
  • Cantar un mantra y observar ligeramente nuestra respiración, son dos métodos que también nos pueden ayudar a asentar la mente. Estos tres métodos unidos componen lo que se conoce como la práctica unificadora, que veremos en un curso futuro.
  • Otro método que se utiliza dentro de la meditación shamatha consiste en usar los cinco sentidos como soporte de la práctica. De esta manera podemos utilizar algo que habitualmente es causa de distracción como ayuda para estar presentes.
  • La fase siguiente es usar los pensamientos como foco de nuestra meditación. Cuando miramos a los pensamientos pueden ocurrir dos cosas, o que los veamos con cierta distancia o que simplemente, al enfocarlos desaparezcan.
  • Luego continuamos usando las emociones, positivas y negativas, como ayuda para la meditación. El punto clave para el uso de éstas como objeto es enfocarlas directamente, aunque si la emoción es demasiado intensa lo que haremos será hacer surgir, de manera deliberada, otra emoción más atractiva.
  • Todos estos métodos, que veremos en profundidad durante el curso, deben ser experimentados personalmente y no tomarse como una mera cuestión de fe.

3. Observar la respiración

  • Cuando empezamos a meditar nos damos cuenta de lo distraída que esta nuestra mente. Hay muchos métodos para ayudar a que la mente se centre. Uno de los más sencillos es observar la respiración.

    En este método:

  1. No necesitas cambiar tu forma normal de respirar.
  2. Simplemente nota que estas inhalando, simplemente nota que estás exhalando.
  3. No hay comentarios ni análisis sobre la respiración.
  4. Enfócate más en la exhalación dejando que la inhalación ocurra de manera natural.
  5. Si te das cuenta de que te has distraído no te preocupes, simplemente trae tu mente de vuelta con suavidad a la exhalación.

Tareas para casa

  • Los nuevos: Empieza ya a buscar 5 minutos en tu jornada para sentarte y observar suavemente tu respiración.
  • Los que llevan más tiempo: Sigue con tu práctica diaria de meditación y también haz pausas en tu jornada diaria para tomar conciencia, de manera suave, de los sonidos de tu entorno y/o de tu respiración.

DESCARGAR RESUMEN EN PDF

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU