“LA MEDITACIÓN, LA CONCIENCIA Y LA ESPACIOSIDAD”

Sesión 5 (03-07-18): La importancia de ser espaciosos

1. Puntos clave de la meditación: Estar vs. Hacer

  • Un error que cometemos mucho, especialmente al principio, es estar demasiado orientados hacia las metas, ser demasiado ambiciosos y tener muchas expectativas acerca de los logros que queremos obtener con nuestra práctica de meditación.

  • Pero en la meditación lo más importante no es ser ambicioso, si no más bien cómo estar, justo aquí y ahora mismo. Por eso trae tu mente al momento presente y deja ir todas esas metas.

  • No te preocupes por alcanzar un estado mental especial de gozo, paz, claridad, etc… Esto es lo que se conoce como “experiencias” de meditación, que son inestables y como nubes: aparecen, se van, vuelven a aparecer y se van otra vez.

  • La “realización (o comprensión profunda)” es algo que se produce más lentamente por medio del estudio y la práctica. Por eso es mucho más estable.

  • Deja ir las metas de la meditación pero no te des por vencido”. “Dejar ir” o “soltar” las metas no es sinónimo de rendirse, se trata más bien de olvidarse de ellas y empezar más a observar el flujo natural de la mente en el momento presente.

  • Si nuestra conciencia fuera un hotel, las experiencias de meditación, buenas y malas, bonitas y feas, serían los huéspedes; vienen, están un tiempo y luego se van. Todos son bienvenidos, pero no se invita a ninguno a quedarse a vivir. Esa es la manera de “estar” en meditación.

  • Así pues, se trata más bien de “como estar” y no tanto en “que hacer”.

2. Solo sé espacioso

  • Esta actitud de ser espaciosos hacia nosotros mismos, hacia nuestros pensamientos y emociones, hacia las circunstancias y situaciones que estamos viviendo, es un factor clave a la hora de ser felices.

  • Ni bloqueamos, ni nos dejamos arrastrar por aquello que surge en la mente. Lo que surge está bien, pero si te enredas con ello luchando o apegándote, solo crearás más confusión. Déjalo todo tal cual es. Sé amable y bondadoso/a contigo mismo/a.

  • La espaciosidad es una forma de ser generosa, abierta, cálida y comprensiva hacia nuestros pensamientos y emociones.

  • Un error muy común entre los meditadores es pensar que la meditación tiene que ver con “hacer” algo; “hacer” meditación, pero lo cierto es que meditar tiene mucho más que ver con “dejar de hacer”, con relajarse, con permanecer de manera espaciosa en el momento presente. Es una forma sencilla y natural de ser.

Tareas para casa

  • Aumenta el tiempo de meditación a 10 minutos diarios, trae la mente a casa y relájate en el simplemente ser o simplemente estar, como prefieras llamarlo. Si tu mente se encuentra muy agitada, haz uso del soporte que quieras (por ejemplo, tu respiración) para permanecer presente.
  • Durante el día, haz que la tensión que sientes sea una alarma que te ayude a recordar el ser más espacioso/a. Cada vez que sientas tensión, párate, respira profundamente y dale a tu mente todo el espacio que puedas. Recuerda: No se trata tanto de “hacer” si no de “ser”.

DESCARGAR RESUMEN EN PDF

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU