“LA MEDITACIÓN, LA CONCIENCIA Y LA ESPACIOSIDAD”

Sesión 4 (25-07-17): El método profundo

1. El método profundo: La mayor transformación viene de no alterar la mente

  • ¿Cual es la instrucción que puede llevarnos de la meditación a la naturaleza de la mente? Es muy simple: “Tal y como el agua, que si no la remueves, se aclara, de la misma manera, la mente que se deja sin alterar encuentra su verdadera paz”.
  • “No alterar” (ma chöpa [Tib.]) significa dejar la mente en su propia naturalidad, sin ninguna manipulación ni fabricación, en un estado de equilibrio.
  • Manipulamos nuestra mente al pensar en exceso, lo que es causa de la mayor parte de nuestros problemas.
  • Lo increíble de todo esto es que al no alterar a la mente, al dejarla en su propia naturaleza, al no tratar de cambiarla, se produce el mayor cambio, la mayor transformación.
  • Cuando dejamos a la mente en su estado natural, todos nuestros pensamientos y emociones como nubes se asientan o se disuelven en el estado de permanecer en calma (shamatha), revelando el cielo claro donde nuestra verdadera naturaleza brilla como el sol. Este sol, que simboliza nuestra naturaleza de buda, tiene una luz tremenda (sabiduría), y posee una calidez extraordinaria (amor y compasión).
  • El maestro Longchempa dijo en su celebre enseñanza: “La auto-liberación de la mente”.

“No alteres, no alteres, no alteres esta mente nuestra.

No te aferres, no te aferres, no te aferres a esta mente nuestra.

Si alteras y alteras tan solo removerás las turbias profundidades de la mente,

y una mente que se altera oscurece su verdadera naturaleza”.

  • La clave está en no alterar y no aferrarte a tu mente.
  • La mejor manera de llegar a nuestra verdadera naturaleza es siendo natural, permaneciendo inalterado.
  • No aferrarse a la mente significa no aferrarse a los pensamientos y emociones que surgen. No importa lo que aparezca en la mente déjalo, no lo sigas, déjalo ser. Cuando dejas las cosas ser, sin enredarte con ellas, la mente vuelve a casa, recuperando la sensación y el contento de simplemente ser.

2. La mente inalterada encuentra su verdadera paz

  • La naturaleza puede ser una gran inspiración a la hora de dejar nuestra mente inalterada. El mismo efecto puede tener una imagen del Buda. Puedes usar cualquiera de las dos para crear un buen ambiente externo e interno a la hora de meditar.

  • El ejemplo del agua es una forma excelente de llegar a la naturaleza de la mente dejándola en su estado natural.

  • No dejes tu mente en un estado claustrofóbico, déjala de forma muy cómoda, acogedora y espaciosa.

Tareas para la semana

  • Siéntate cada día unos minutos, trae la mente a casa y relájate en el simplemente ser. Cada vez que la mente empiece a enredarse en los pensamientos recuerda el ejemplo del agua.

DESCARGAR RESUMEN EN PDF

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU