La Esencia de la Meditación

Usando los métodos con habilidad, sesión 21/04/16

He aquí algunos puntos importantes que surgieron en la sesión de ayer. Esperamos que os sean de utilidad:

“Libre del pensamiento posterior”.

Dudjom Rimpoché

  • En la sesión de ayer nos dimos cuenta de que por medio de la práctica nos vamos volviendo cada vez más hábiles en el manejo de los soportes, y que si queremos producir un cambio importante en nuestras vidas, debemos integrar esta habilidad en nuestra vida cotidiana.

  • También pudimos experimentar como el ser más y más espaciosos facilita todo el proceso, pudiendo llevarnos en un solo instante y sin esfuerzo, al estado de presencia mental.

¿Qué método usar?

  • Todos los soportes de shamata nos ayudan a convertir las fuentes de distracción en causas o invitaciones a la meditación.

  • El aferramiento a los pensamientos y las emociones son la causa de todo nuestro sufrimiento. Aprender a trabajar con ellos supone empezar a eliminar la raíz de nuestro malestar y falta de paz.

  • Una vez nos hemos familiarizado con el uso de los soportes estaremos en disposición de comenzar a meditar sobre el propio observador, lo que también se conoce como la conciencia de la conciencia.

  • Quizá te preguntes: ¿Qué método debo usar? Rimpoché dice que es muy bueno alternar entre el ayudarnos de un soporte en concreto y dejar descansar la mente tal cual es, en su propia conciencia natural.

  • Para discernir sobre que método en particular debemos usar en cada situación, es bueno que seamos atrevidos y empecemos a conocerlos y probar con cada uno de ellos. De esta manera podremos descubrir cual es el soporte más efectivo para nosotros y con el que nos sentimos más seguros.

  • Tener un soporte preferido para trabajar con nuestra mente es algo maravilloso, pero, si después de un tiempo utilizándolo vemos que pierde efectividad, no dudemos en usar otro. Pero tampoco es recomendable ir saltando constantemente de un soporte a otro, esto sería tan solo otra distracción y no ayudaría a asentar la mente.

  • Ser hábil supone saber que método utilizar en cada momento en particular.

  • Sin importar el método que utilices, una vez veas que has llegado a un estado de paz vibrante y pacífico, permite que se disuelva por si solo. Suéltalo, pues ya cumplió su cometido y permanece en ese estado de presencia relajada tanto tiempo como puedas. Si descubres que te has vuelto a distraer vuelve a usar el método que consideres más apropiado para traer tu mente a casa.

Simplemente se espacioso

  • Lo más importante es ser espacioso. Espacioso contigo mismo, espacioso con tus pensamientos y emociones, espacioso con todo lo que surge en la mente. No reprimas aquello que surja ni seas indulgente con ello.

  • Pensar sobre los pensamientos solo produce más engaño, más confusión.

  • “Deja el ver en el ver, deja el oír en el oír, deja el pensar en el pensar”.

  • Ser espacioso es ser amable y generoso contigo mismo.

  • No seas tan exigente contigo mismo.

  • Recuerda lo que el monje Gikmé le dijo a una mujer muy nerviosa que fue a visitar el templo de Lerab Ling: “Cuando mires al Buda solo deja tu mente. No tienes que esperar nada. Simplemente relájate y se espaciosa”.

  • Y cuando estés en la naturaleza aprovecha para dejar aflorar la naturalidad de tu ser.

  • DESCARGAR RESUMEN EN PDF

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU