La Esencia de la Meditación

Usando las sensaciones desagradables como soporte (Sesión 25-02-16)

He aquí algunos puntos importantes que surgieron en la sesión de ayer. Esperamos que os sean de utilidad:

“Lo que hemos de aprender, tanto en la meditación como en la vida,

es a permanecer libres del apego a las buenas experiencias

y libres de la aversión a las negativas”.

Sogyal Rimpoché

  • En la clase de ayer estuvimos viendo, cómo sensaciones que habitualmente consideramos como desagradables o incómodas, pueden convertirse en un excelente foco para nuestra meditación. Al igual que hicimos en sesiones anteriores con el sonido, estamos convirtiendo aquello que, por lo general, nos causa distracción en un objeto en el que podemos enfocarnos para asentar la mente.

  • Es importante tener claro que nuestra intención al usar las sensaciones desagradables como objeto de meditación no es hacer que éstas desaparezcan. Estamos enseñando a nuestra mente a permanecer libre de aferramiento (sin apego a las sensaciones agradables ni aversión a las desagradables), para que pueda relacionarse con todo lo que surge de una forma más hábil, que nos traiga una mayor claridad y paz mental.

- 1ª enseñanza: Usando los sentidos: Usando las sensaciones dolorosas.

  • Según vamos practicando descubrimos que intentar evitar las sensaciones incómodas solo las empeora. Contrariamente a lo que pueda parecer, si observamos directamente la incomodidad esta se vuelve más tolerable.
  • La preocupación, o dicho de otra forma, la historia que empezamos a crear debido a la presencia de un dolor o molestia, solo hace que la sensación molesta se intensifique.
  • Cuando aparece alguna sensación incómoda en el cuerpo, nuestra tendencia, casi mecánica, es hacer algo para que ésta desaparezca. Nos movemos, nos rascamos, nos estiramos, etc… Nuestra mente comienza a luchar, empieza a agitarse y cada vez nos sentimos más intranquilos.
  • En lugar de hacer todo esto, simplemente observa la experiencia mental del dolor (picor, incomodidad, frio o lo que sea). No se trata de que te enfoques en la zona específica donde sientes el dolor, sino más bien de que te hagas consciente de la mente que registra el dolor. Esto no hará que el dolor desaparezca, pero si que ayudará a que la mente use el propio dolor como un ancla al momento presente y así disminuyan las posibilidades de que nos veamos arrastrados por el aspecto emocional del mismo.
  • Si el dolor que experimentamos es el síntoma de un grave padecimiento médico, debemos evitar enfocarnos en los resultados. Si nuestra motivación subyacente es deshacernos del dolor lo que estaremos haciendo es reforzar los patrones neuronales asociados con el miedo al dolor. La mejor manera de debilitar esos patrones neuronales es hacer el esfuerzo de observar el dolor objetivamente, dejando que los resultados se resuelvan por si solos.
  • PRÁCTICA PARA LA SEMANA: Observa en tu día a día los momentos en que te pones un poco tenso/a y toma la decisión de practicar el ser más espacioso/a. Se consciente de como te sientes cuando eres más espacioso/a.
  • DESCARGAR RESUMEN EN PDF

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU