La Esencia de la Meditación

Una visión general del shamata (Sesión 28-1-16)

He aquí algunos puntos importantes que surgieron en la sesión de ayer. Esperamos que os sean de utilidad:

“La meditación no es algo que podáis “hacer”, sino algo que debe producirse espontáneamente cuando perfeccionéis la práctica”

Sogyal Rimpoché

- 1ª enseñanza: Una visión general del Shamata

  • ¿Como podemos transformar nuestra mente y mantener la consciencia en un mundo lleno de distracciones? A esta pregunta, Rimpoché responde:Debemos llegar a conocer nuestra propia mente: Una de las mejores maneras para ello es la práctica de la meditación y su integración en la vida cotidiana.
  • Al decir, meditación, nos estamos refiriendo a dos cosas:
  1. El proceso o método, que nos lleva a conocer a nuestra propia mente.
  2. El propio estado de no distracción. En el que estamos 25 % atentos, 25% conscientes y 50 % permaneciendo espaciosamente.
  • La meditación es una manera amigable de estar con nuestra mente, sin forzarla y sin luchar contra ella. De esta manera, la mente se convertirá en nuestra aliada.
  • Pero tampoco se trata de dejarnos llevar por todo lo que surge en ella, pensando que somos buenos cuando tenemos pensamientos positivos y pensando que somos malos cuando tenemos pensamientos negativos. Se trata de darnos cuenta que son solo eso, pensamientos y emociones, nada más. Al igual que las nubes no definen ni afectan al cielo de forma alguna, los pensamientos y las emociones tampoco pueden definirnos ni afectarnos verdaderamente.
  • La manera de hacernos amigos de nuestra mente es darle algo que hacer, pues la mente ociosa es fuente de toda clase de problemas. Este “algo” es la meditación.
  • Una manera muy sencilla de meditar es:
  1. Deja el cuerpo quieto, relajado y con la espalda recta.
  2. El habla en silencio.
  3. La mente déjala suelta, tranquila y en paz, sin aferrarte a nada de lo que pase por ella.
  • La meditación es mucho más fácil de lo que la gente cree; si sois capaces de permanecer en el estado de no distracción, cualquier cosa que hagáis ES meditación.
  • Cuando no somos capaces de aquietar nuestra mente de una manera directa (como con el ejemplo del vaso de agua fangosa), necesitamos darle a la mente algo que hacer, algo en lo que enfocarse. Para ello podemos:
  • Utilizar una imagen como soporte.
  • Utilizar el sonido de un mantra.
  • Utilizar la respiración.La unión de estos tres métodos es lo que se llama “La práctica unificadora” (la veremos más adelante).
  • Luego aprendemos a usar los sentidos como objeto de nuestra meditación. Haciendo de la causa de nuestra distracción el soporte de nuestra meditación. Permitiendo que la información sensorial llegue pero sin aferrarnos a ella. Como decía un maestro: “Deja el ver en el ver, el oír en el oír y el pensar en el pensar”.
  • El próximo paso es trabajar con los pensamientos y las emociones. Para ello, ni luchamos contra ellos ni nos dejamos arrastrar. El punto clave es darles espacio para que todo pueda surgir y simplemente ser consciente de ellos. Mirándolos directamente y dejando que pasen.
  • Todos estos métodos se verán más profundamente en próximas semanas.
  • PRÁCTICA PARA LA SEMANA: Sigue contando las veces que vuelves al momento presente durante la jornada y acuérdate de ser espacioso/a cuando lo hagas.
  • DESCARGAR EN PDF

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU