SESIÓN 1 “La Esencia de la Meditación” (03-10-2017)

PUNTOS CLAVE

  • Aunque se os recomienda que toméis vuestros propios apuntes, aquí os enviamos algunos de los puntos clave que os ayudarán a recordar lo visto en la pasada sesión.
  1. ¿Qué es la meditación?

Diferentes definiciones de meditación:

  • La meditación es un proceso que te lleva a conocer a tu propia mente. ¿Para que? Para comprender como funciona y poder trabajar con ella.
  • La meditación es estar con quien realmente eres.
  • La meditación es comprender que la mente tiene dos aspectos, la apariencia y la esencia, y estar más en la esencia de la mente que en las apariencias (los pensamientos y las emociones).
  • La esencia de la meditación es el estado de no-distracción.

Algunas definiciones de shamata:

  • El primer tipo de meditación que se enseña se llama shamata:
  • Shamata (Tib. Shiné) se compone de dos sílabas:
    • Shama (Tib. Shi): Calma, paz, descanso.
    • Ta (Tib. ): Permanecer, morar o quedarse.
  • Shamata es permitir que la mente se asiente en un estado de paz natural.
  • Es calmarse de un estado de excitación mental, emocional o sensorial.
  • La práctica de shamata le da estabilidad a la mente.
  1. Lo que realmente es la meditación
  • La meditación no tiene que ver con:
  1. Dejar la mente en blanco.
  2. Quedar extasiado en un estado de paz y apertura.
  3. Luchar contra los pensamientos y las emociones.
  • Meditar es muy fácil:
  1. Siéntate con la espalda recta y el cuerpo relajado.
  2. Deja los ojos abiertos con la mirada relajada y natural.
  3. Relaja tu mente dejándola tal como es: abierta, espaciosa, calmada y completamente consciente.
  4. Deja que los pensamientos (o lo que sea que surja) vengan y se vayan sin apegarte a ellos.
  5. Suelta y relájate, permaneciendo en la pura conciencia del momento presente.
  • Cuando la mente se asienta descubrimos una tranquilidad que siempre está con nosotros y se revela el verdadero propósito de la meditación:

“Revelarnos la conciencia pura e inmutable que subyace a la totalidad de nuestra experiencia”

  • La práctica de la meditación nos lleva a familiarizarnos más con esta conciencia en todos los aspectos de nuestra vida.

3. La mente mono

  • La meditación es lo que en tibetano se llama GOM, que se traduce como familiarizarse.
  • En la meditación tratamos de familiarizarnos con la mente, guiarla y entrenarla. ¿Por qué necesitamos hacer esto? Porque la mente es como un mono loco que se ha convertido en nuestro jefe y al que obedecemos sin rechistar o por el contrario, contra el que luchamos intentando que se calle.
  • Mucha gente piensa que la meditación es:
  1. Sentarse sin pensar en nada bloqueando todos los pensamientos y emociones.
  2. Estar colgado en un estado de éxtasis.
  • Meditar no es luchar contra la mente ni tampoco obedecerla ciegamente. La meditación se trata de hacernos amigos de nuestra mente.
  • ¿Como podemos hacernos amigos de la mente?
  1. Encuentra algo que te guste a ti y que algo le guste a tu mente: ¿Y que le encanta a la mente? Tener algo que hacer, trabajar y crear problemas. Es muy activa.
  2. Dale un trabajo a la mente mono: Eso es la meditación. Al darle algo en lo que enfocarse la mente se vuelve calmada, pacífica, flexible y trabajable. Ella gana pues tiene algo que hacer y tu ganas porque recuperas tu puesto de “jefe” y así te vuelves libre.
  3. No le des un trabajo a jornada completa: Dale pequeños momentos sueltos durante el día para observar la respiración.
  4. Cuando se distraiga no la castigues: simplemente vuelve a la respiración.

Deberes para casa

Práctica formal (en cojín o silla): Siéntate todos los días en una habitación a solas durante 5 minutos y observa tu respiración: el movimiento que ésta produce en tu pecho, el sonido que produce la inhalación y la exhalación o la temperatura en tus fosas nasales al inhalar y al dejar salir el aire. Cualquiera de ellas te servirá, lo importante es que lleves tu atención a la respiración. Cada vez que te distraigas no te juzgues; simplemente y con suavidad vuelve a llevar tu atención a la respiración.

Práctica informal (en el día a día): Encuentra en tu jornada una actividad que suelas repetir con frecuencia (vestirte, conducir al trabajo, ir en el autobús, sentarte frente al ordenador, esperar en el médico, etc…) y aprovecha este tiempo para, en lugar de dejar que la mente mono vaya dando saltos de un pensamiento a otro, llevar tu atención a la respiración de una manera muy suave: te relajas unos instantes y dedicas 5 minutos a observar tu respiración. Luego suelta el ejercicio y continúa normalmente. Repítelo cuantas veces quieras durante el día.

El próximo martes comentaremos como ha ido.

DESCARGAR RESUMEN EN PDF

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU