La Esencia de la Meditación

Profundizando en el uso de los pensamientos como soporte, sesión 14/04/16

He aquí algunos puntos importantes que surgieron en la sesión de ayer. Esperamos que os sean de utilidad:

“Tu no eres tus pensamientos ni tus emociones”.

Sogyal Rimpoché

  • En la sesión de ayer volvimos a repasar como trabajar con los pensamientos durante la meditación.

  • La enseñanza que vimos corresponde al resumen que se os envió el pasado 31 de marzo y que tenéis a vuestra disposición aqui.

  • He aquí algunos puntos importante que conviene recordar:

  1. Practica todos los días, aunque solo sean 5 minutos. Más vale poco pero de forma regular, que mucho de manera esporádica.

  2. Esta práctica no tiene como objetivo deshacernos de nuestros pensamientos, se trata más bien de aprender a relacionarnos o a hacer las paces con todo lo que surge en la mente.

  3. Pensar es la actividad natural de la mente. No luches, ni te dejes arrastrar por los pensamientos.

  4. La clave está en observarlos directamente. Sin juicios ni historias.

  5. Los pensamientos solo son uno de los aspectos de la mente: sus apariencias. El aspecto que reconoce o se da cuenta del pensamiento, está íntimamente relacionado con el otro aspecto de la mente: su esencia.

  6. La distracción da solidez y veracidad al pensamiento. La conciencia lo debilita y revela su falta de realidad.

  7. No te apropies del pensamiento ni te identifiques con él. Dicho de otra forma: no lo toques, no te enredes.

  8. Mira tus pensamientos como si observaras la TV. Toma algo de espacio entre tu y ellos.

  9. Si al dirigir tu atención al pensamiento este se disuelve, descansa en el espacio que se revela.

  10. No fuerces el que surjan pensamientos para poder observarlos. Si te encuentras en un estado libre de pensamientos, simplemente permanece ahí, despierto y relajado, disfrutando de estar vivo y consciente.

  11. Lleva una cuenta diaria de cuantas veces te acuerdas de volver al ahora. Esto te ayudará crear el hábito de permanecer presente.

  12. Cada vez que te acuerdes de volver alégrate, date las gracias y disfruta por estar de nuevo en casa, en tu propia compañía. Es el momento más importante del día.

  13. Empieza practicando con pensamientos que puedas manejar.

  14. Practica, practica y practica. La determinación, la constancia y la paciencia te llevarán al éxito, seguro.

  15. Y el punto que hace que todos los demás funcionen: ¡TEN MUCHO HUMOR! ( ;

    DESCARGAR RESUMEN EN PDF

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU