La Esencia de la Meditación

La postura y la respiración (sesión 12/11/15)

He aquí algunos puntos importantes que surgieron en la sesión del jueves. Esperamos que os sean de utilidad:

“Cuando te sientas cómodamente en la postura de meditación, estás contribuyendo a la salud del cuerpo, y además estás potenciando la larga vida”.

Sogyal Rimpoché

La postura

  • Puesto que en el resumen de la semana pasada ya se explicaron los 7 puntos de la postura de meditación, no volveremos a exponerlos. Lo que si haremos es profundizar un poco más en ellos.

  • Las piernas cruzadas (o los pies apoyados firmemente en el suelo si estamos en silla), nos proporcionan una base estable para la práctica. Una postura del cuerpo estable y cómoda facilita el desarrollo de una mente estable y cómoda.

  • Las manos descansan sobre los muslos, cerca de las rodillas pero sin agarrarlas.

  • La espalda permanece recta pero sin forzarla, sin tensarla. Respetando sus curvaturas naturales. Este es el punto más importante. Haz la prueba, siéntate a meditar con la espalda curvada y observa el estado de tu mente, luego ponla recta y haz lo mismo, ¿te das cuenta de la diferencia?

  • Los hombros se abren un poco para que los brazos se despeguen del cuerpo. Este punto aporta fuerza e inspiración a la postura.

  • Mete un poco el mentón hacia dentro. Se dice que esto ayuda a que los pensamientos discursivos no proliferen.

  • Relaja la mandíbula abriendo un poquito la boca y respira a través de ella (es normal que algo de aire entre también por la nariz, no te preocupes). Permanece suavemente atento a la exhalación y deja que la inhalación venga de manera natural.

  • Mantén los ojos abiertos. Si te notas muy agitado/a, puedes comenzar con los ojos cerrados hasta que te notes más calmado/a. Luego ve abriéndolos poco a poco y deja tu mirada abierta y relajada, viéndolo todo pero sin enfocarte en nada en particular.

    ¿Por qué los ojos abiertos? Hay varias razones:

  1. Es menos probable que te duermas.

  2. La meditación tiene que ver con despertar.

  3. Nos ayuda a estar más abiertos a todo lo que ocurre.

  4. Son nuestra conexión con el momento presente.

Observar la respiración

  • Tu respiración debe seguir el fluir natural. Cuando exhalas, simplemente date cuenta de que estás exhalando. Cuando inhalas, simplemente date cuenta de que estás inhalando. Es un saber sencillo y puro, atención pura, presencia pura, sin comentarios de fondo (ahora estoy inhalando, ahora estoy exhalando, etc…).
  • PRÁCTICA PARA LA SEMANA: Siéntate a meditar todos los días, aunque solo sea por un par de minutos.

  • Durante la semana sigue identificando cada día uno o dos momentos en los que te distraes con más facilidad. Recuerda que el primer paso para vencer la distracción es ser consciente de ella.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU