La Esencia de la Meditación

La paz interior y el contento (Sesión 11-02-16)

He aquí algunos puntos importantes que surgieron en la sesión de ayer. Esperamos que os sean de utilidad:

“La principal característica de la felicidad auténtica es la paz interior”

Sogyal Rimpoché

1ª enseñanza: La postura de la meditación

  • Una buena postura facilita la práctica de la meditación. Es un soporte que ayuda a que la mente descanse en calma.
  • La postura no debe ser ni excesivamente relajada ni excesivamente tensa.
  • La postura que viene utilizándose por meditadores desde hace siglos se le conoce con el nombre de, “La postura de la mente cómoda y suelta”, y se adopta de la siguiente forma:
  1. Sentarse en un cojín con las piernas cruzadas (también se puede practicar sentado en una silla. En este caso los pies descansan sobre el suelo de manera natural). Lo importante es que te encuentres cómodo/a.
  2. Manos sobre las rodillas.
  3. Columna recta pero relajada, respetando su curvatura natural.
  4. Hombros un poco abiertos.
  5. Mentón un poco entrado hacia dentro (hasta que empieces a presionar ligeramente la nuez).
  6. Boca ligeramente abierta (como si fueras a decir ¡Ah!).
  7. Ojos abiertos, sin enfocarte en nada en particular. Mirada hacia abajo en una angulo de 45º o hacia arriba si estás experimentando sopor.
  • Una vez has adoptado la postura deja el cuerpo quieto, la palabra en silencio (respirando naturalmente) y la mente en paz.
  • Ahora permanece relajado, libre y abierto pero totalmente presente y libre de distracción. Sé consciente de los sonidos, dejando que tus pensamientos y emociones vengan y vayan sin aferrarte a ellos.

2ª enseñanza: Observar la respiración

  • Al comenzar a meditar podemos observar que nos distraemos con facilidad. Entre los muchos métodos que podemos utilizar para que la mente permanezca en calma y enfocada, observar la respiración en uno de los más sencillos.
  • No necesitamos alterar nuestra forma habitual de respirar. Al exhalar simplemente nota que estás exhalando. Al inspirar, simplemente nota que estás inspirando. Aunque el énfasis se pone en la exhalación.
  • Sin comentarios mentales ni análisis extra. Es solo un puro y simple darse cuenta.
  • Cada vez que te distraigas no te preocupes, vuelve suavemente tu atención a la exhalación y permanece espaciosamente.

3ª enseñanza: El contento

  • Aunque es cierto que, hasta cierto punto, las circunstancias externas tienen un efecto en nuestro bienestar y en nuestro padecer, en última instancia, felicidad y sufrimiento dependen de la mente y en como ésta percibe.

  • Es importante entender que hay dos tipos de felicidad:

  1. La que se basa en la comodidad material y el placer.
  2. La que se basa en un contento mental más profundo.
  • Este contento mental (Tib. Chok shè) surge de nuestro interior y puede ser entendido como estar satisfecho y agradecido por lo que tienes, o también como estar convencido de que “es suficiente con tener suficiente”. Es una sensación interna de feliz plenitud, que no depende de las circunstancias externas.
  • Las personas que poseen este contento interior lo irradian, impregnando todo aquello que hacen, por simple que sea, de una atmósfera fresca, sencilla y muy acogedora.
  • Pero, ¿como podemos desarrollar este contento? Primero, por medio de la meditación, tenemos que empezar por asentar y calmar la mente. Cuando la mente se serena empezamos a experimentar un sentido muy sano y pleno de SER. Es entonces cuando, al volver nuestra mente a casa, podemos empezar a saborear este contento del que estamos hablando.
  • Este es el verdadero propósito del budismo, transformar nuestra mente. Aprender a ser completamente naturales, espaciosos, despreocupados y con total soltura.
  • Esta forma de ser nos revela el amor que llevamos dentro y casi sin darnos cuenta, nos convierte en nuestro mejor amigo.

  • Por eso, el punto principal es “volver a casa” y encontrar el contento y la paz interior dentro de nosotros mismos.

  • PRÁCTICA PARA LA SEMANA: Empieza a sentarte unos minutos al día. Adopta la postura correcta y lleva tu atención a la respiración tal y como se ha visto en clase. El contento y la paz interior están dentro de ti, esperando que conectes con ellos. La clave del éxito es la práctica diaria.

  • DESCARGAR RESUMEN EN PDF

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU