“INTEGRANDO LA MEDITACIÓN EN LA VIDA”

Sesión 3 (23-05-17)

1. El verdadero propósito de la meditación es recargarse

  • SS El Dalai Lama dice que meditar es como recargar una lampara para que su luz nos siga alumbrando todo el día. Mediante la práctica regular nos recargamos de la calma despierta de la meditación para que este estado impregne todas las acciones de nuestro día. Para ello nos recomienda levantarnos un cuarto de hora antes de lo habitual y empezar a practicar por la mañana.
  • También nos anima a establecer, nada más levantarnos, una intención, una dirección mental que nos ayude a mantener nuestro propósito de estar presentes y de tener en cuenta a los demás.
  • La práctica regular, con paciencia y constancia, irá provocando cambios positivos en nuestra mente. Recuerda: es mejor cinco minutos de práctica todos los días que dos horas de manera esporádica. La transformación de nuestra mente y nuestras emociones requiere tiempo.
  • Cuando quieras comprobar tu evolución no mires hacia delante pensando en todo el camino que te queda por recorrer, mejor mira hacia atrás y recuerda como estaba tu mente antes de que empezaras a meditar.

2. Creando el ambiente externo

  • Hay tres puntos que debemos tener en cuenta en nuestra práctica:

  1. Crear un entorno adecuado.

  2. Practicar en sesiones formales.

  3. Integrar la meditación en nuestro día a día.

  • Si no creamos un entorno adecuado nuestra mente no estará inspirada ni será conducente para la práctica. Simplemente no estaremos en el estado de ánimo propicio para practicar:

  • “Si creas las condiciones auspiciosas en tu cuerpo y en tu entorno, la meditación y la realización surgirán de manera automática”.

  • Se trata de crear un espacio tan inspirador que nada más entrar ahí nuestra mente se asiente naturalmente. Puede ser tanto un entorno exterior como interior, algo que recuerdes, pero empezaremos creando el entorno exterior.

  • Haz de este sitio algo especial, sencillo e inspirador, al fin y al cabo este va a ser el lugar más importante de tu casa, el lugar donde pasarás tiempo con lo mejor de ti, donde de verdad te encontrarás contigo mismo.

  • Un póster o una foto de un paisaje que nada más verlo te serene puede ser de gran ayuda.

  • Si te resulta inspiradora la foto de un Buda úsala, pero si no, no te sientas obligado/a a hacerlo. Tu lugar no tiene porque ser “budista”.

Tareas para la semana

  • Encuentra tiempo cada día para sentarte y practicar, esto es fundamental.

  • Empieza a buscar tu lugar de meditación y conviértelo en un sitio inspirador donde disfrutar de tu compañía.

DESCARGAR RESUMEN EN PDF

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU