“INTEGRANDO LA MEDITACIÓN EN LA VIDA”

Sesión 1 (09-05-17)

¡Bienvenidos/as a este nuevo curso sobre como llevar la meditación a nuestras vidas!

  • Llegar a estar presentes, no solo durante nuestra práctica formal de meditación sino en todas nuestras actividades diarias, se podría decir que es el corazón de la meditación. Y su propósito último es el de reconocer y realizar nuestra verdadera naturaleza, poder revelar quienes somos realmente.

  • Poco a poco, con paciencia y perseverancia en la práctica, iremos dándonos cuenta de que lo que somos en verdad es “algo” mucho más grande que nuestros, siempre cambiantes, pensamientos y emociones.

  • Una señal inequívoca de que nos estamos acercando a nosotros mismos es la aparición de un sano sentido del humor, de una sensación de contento y satisfacción internas.

  • Pero, ¿que es esto de meditar?

1. ¿Qué es la meditación?

  • La meditación es familiarizarse con tu mente, conocer a tu propia mente.
  • La esencia de la meditación es el estado de no-distracción.
  • El primer tipo de meditación que aprendemos se llama shamata en sánscrito, shiné en tibetano. Es el proceso mediante el cual ayudamos a la mente a que se asiente en su estado natural de paz.
  • Shamata se compone de dos sílabas: “Shama” o “Shi” [Tib.] que significa calma, paz o descanso, y “ta” o “né” [Tib.] que significa permanecer, morar o quedarse. Así pues, shamata se traduce principalmente como: “morar en calma”.
  • La clave para la práctica de shamata es permanecer muy espaciosos. Esta espaciosidad le da una gran estabilidad a nuestra mente.
  • Se dice que la mente tiene dos aspectos:
  1. Las apariencias de la mente: Pensamientos y emociones.
  2. La esencia de la mente: Su aspecto último y verdadero.
  • Meditar es estar más en la esencia de la mente y no tanto en los pensamientos y emociones (las apariencias de la mente).

2. Equilibrar la familia, el trabajo y la meditación

  • Intentar equilibrar nuestra vida desde una mente alterada no nos traerá los resultados que deseamos. Por el contrario, todos los aspectos de nuestra vida se equilibran y empiezan a fluir por sí solos cuando traemos la mente a casa.

  • La presencia mental nos conecta con quienes somos realmente y nos vuelve auténticos.

  • La quietud de la meditación nos vuelve más estables de manera que podemos lidiar mejor con todos los asuntos y personas de nuestras vidas.

  • Cuando estamos presentes surge lo mejor de nosotros mismos, conectamos con la fuente del amor interno. Este amor que irradiamos mejorará nuestras relaciones personales.

Tareas para la semana

  • Para los nuevos: Busca todos los días 5 minutos para sentarte un rato a solas, relajarte y observar tu respiración. Cada vez que te distraigas, no te preocupes, simplemente vuelve a llevar tu atención a la respiración.

  • Para los “veteranos”: Sigue con tu practica diaria de meditación y empieza a encontrar momentos en tu jornada para pararte un minuto y traer la mente a casa. Luego continua con lo que estabas haciendo.

  • El martes que viene veremos que tal te ha ido.

DESCARGAR RESUMEN EN PDF

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU