Padmasambhava

Esta imagen de Guru Rimpoché en el templo de Lerab Ling se ha modelado según el famoso “Se parece a mí”, la imagen del monasterio de Samyé, el primer monasterio budista en Tíbet.

Padmasambhava o ‘Guru Rimpoché’, el ‘Maestro Precioso’, como la gente tibetana le conoce cariñosamente, es el gran maestro y santo que trajo las enseñanza de Buda al Tíbet en el siglo VIII.

Guru Rimpoché estableció el primer monasterio budista en el Tíbet en Samyé, e infundió su bendición en todo el paisaje del Tíbet y del Himalaya. Los tibetanos le consideran el “Segundo Buda”.

Es a su compasión, a su bendición y a su visión que todo lo abarca, a lo que el Budismo tibetano debe su dinamismo, vitalidad y éxito. Para la población de Tíbet, la enseñanza de Buda impregna la estructura de su existencia, de todas las facetas de su vida diaria y de la cultura, casi como el mismo aire que respiran.

En esto reside la fuerza de la tradición budista del Tíbet, y también la razón por la cual el Tíbet durante tanto tiempo ha tenido un lugar en la imaginación popular como el “corazón espiritual” del planeta.

“Ha habido muchos maestros increíbles e incomparables procedentes de la noble tierra de India y del Tíbet, la tierra de las nieves, y sin embargo, de todos ellos, el que tiene mayor compasión y bendición por los seres en esta época difícil es Padmasambhava, que encarna la compasión y la sabiduría de todos los buddhas.”

Dilgo Khyentse Rimpoché

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU