“La meditación usando los sentidos, los pensamientos y las emociones”. Sesión 3 (12-12-2017)

Algunos puntos clave

1. Usando los sentidos: Usando un objeto físico como soporte de nuestra meditación.

  • Otro método que podemos usar para asentar la mente es enfocarnos en un objeto:
  1. Si puedes adopta la postura de meditación, aunque puede ser suficiente con dejar el cuerpo relajado y la espalda recta.
  2. Descansa la mirada en la forma o el color de un objeto de tu elección. Si es inspirador mejor, pero puede valer cualquier objeto.
  3. Recuerda estar muy relajado/a y poner tan solo una atención suave en el objeto.
  4. Cada vez que te des cuenta que has perdido la conciencia del objeto, simplemente vuelve a él, sin reproches ni comentarios. Se amable con tu proceso de aprendizaje.
  • El punto clave es dejar que tu mente descanse en un estado de no-distracción, en su propia conciencia natural, libre de juicios, análisis o historias sobre el objeto.

2. Usando los sentidos: Usando las sensaciones físicas como soporte

  • Tenemos la tendencia de percibir las cosas de manera mental (juzgando, analizando, etc.), todo pasa por el “filtro” de la mente y por ello hemos perdido la capacidad de sentir de manera sencilla.

  • La práctica de utilizar las sensaciones físicas como objeto de meditación es una manera excelente de hacer las paces con nuestro cuerpo.

  • Estamos ayudando a que la mente vuelva a confiar en el cuerpo por lo que debemos practicar, de momento, con sensaciones muy suaves. La suavidad es la clave del éxito en esta práctica.
  • Con el tiempo y la práctica podremos mantener la presencia mental usando cada vez sensaciones más evidentes.

  • El propósito de ésta práctica no es cambiar lo que estamos sintiendo, sino ayudar a que la mente se vuelva cada vez más estable, más libre de distracción y por tanto más pacífica, sin importar las sensaciones físicas que experimente.
  • No enfocarse en la sensación con un 100% de atención. El énfasis se debe poner en morar espaciosamente y desde ese estado de relajación observar suavemente la sensación.

  • Debemos alternar entre usar la sensación como soporte y dejar que la mente descanse de manera relajada y presente.

Tareas para casa

  1. En tu meditación diaria, empieza usar las formas físicas y las sensaciones como objeto de meditación; puedes usar las dos dentro de una misma sesión o dedicar cada día de la semana a una distinta, como prefieras.

DESCARGAR RESUMEN EN PDF

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
MENU